author Llámanos: +34 951 06 85 56

Comparar listados

Alquiler pisos para estudiantes en Málaga

Alquiler pisos para estudiantes en Málaga

El alquiler temporal de casas en Málaga a estudiantes puede realizarse de dos formas diferentes. Por una parte se encuentra el alquiler por habitaciones. En este tipo de alquiler, el propietario debe firmar un contrato por cada uno de los habitantes de la casa.

En él debe hacer constar los datos de sí mismo y del arrendatario así como la descripción precisa de la vivienda y de los muebles y objetos de la habitación que se va a alquilar. Deben quedar claras las condiciones económicas y las cláusulas así como los derechos y los deberes del arrendatario.

Una vez firmado, el arrendador tiene derecho a entrar en el domicilio si es necesario para comprobar el estado del inmueble. En todo caso, conviene que esta facultad quede reflejada en las cláusulas. Cuando se acaba el contrato de alguno de los habitantes del piso, el dueño de la casa puede alquilar la habitación a otra persona sin contar con el beneplácito del resto de inquilinos.

Consejos para realizar un contrato de alquiler para casas en Málaga:

La otra forma de hacer un contrato de arrendamiento a estudiantes es optar por el alquiler compartido. En este tipo de contrato, el dueño del inmueble debe hacer constar los datos de sí mismo, de la vivienda, de los enseres que se encuentran en ella así como las cantidades establecidas en concepto de alquiler, fianza y depósito si los hubiese.

En el contrato deben figurar todas las personas que van a vivir en la casa. En el caso de que no sean independientes, “es conveniente que el arrendador solicite el aval de los padres o tutores”. “El dueño debe hacer constar que se trata de un alquiler a estudiantes de carácter solidario, lo que significa que cada inquilino responde de la totalidad del alquiler”, explica.

Mediante esta fórmula solidaria, el arrendador se asegura que ante el incumplimiento de uno de los inquilinos, los otros deben responder por él. Si alguno de los arrendatarios no pagase una mensualidad, decidiese abandonar la casa u ocasiona desperfectos en ella, sus compañeros deben hacerse responsables.

Está fórmula puede adaptarse a la situación y los intereses de las partes. Por ejemplo, el casero puede pactar con los inquilinos la libre reposición de uno de los miembros del contrato si alguno tuviese que dejar la casa. En este caso, es aconsejable reflejar las condiciones mediante cláusulas concretas y bien redactadas. Con este tipo de contrato el arrendador pierde el derecho a entrar en la casa sin permiso de los inquilinos.

img

Gabriel

Artículos Relacionados

Como negociar una rebaja en el alquiler de pisos en Málaga

Muchos inquilinos se plantean la opción de negociar una rebaja del precio en el alquiler del...

sigue leyendo
Gabriel
por Gabriel

Alquilar casas, un loft en Málaga

El término loft es aquel que se utiliza para designar a un tipo de vivienda o casas en Malaga en...

sigue leyendo
Gabriel
por Gabriel

Únete a la discusión

Translate »
Abrir chat
× ¿Cómo puedo ayudarte?